• Club de Derecho

Créditos UVA: una fundación prepara una acción colectiva


Visita. Macciocchi se reunió durante una hora con los damnificado por los créditos en el despacho del abogado Rafael Berruezo. Foto: Nicolás Varvara.

Federico Macciocchi, presidente del Club de Derecho, visitó San Luis y llamó a sumarse a los damnificados de la provincia.

Quienes accedieron a los créditos hipotecarios UVA están tocando todas las puertas en búsqueda de una solución a los excesivos incrementos de las cuotas mensuales que les debitan y de la deuda final que contrajeron con los bancos. En los últimos días se sumó otra opción. La Fundación Club de Derecho, de base en Córdoba, prepara una acción colectiva de alcance federal para frenar los aumentos excesivos. Su presidente, el abogado Federico Macciocchi, visitó la provincia para interiorizarse de los casos puntanos y llamó a los interesados a sumarse a la acción, que será presentada los próximos días.

“Hemos recibido tantos reclamos en nuestra página web, que hemos decidido venir acá para darles respuesta. Estamos trabajando en armar la demanda, de incidencia colectiva de alcance federal, a todos los tomadores de créditos hipotecarios UVA del país. En los próximos días la estaremos presentado”, detalló tras la reunión que mantuvo Macciocchi con algunos damnificados de la capital, que se sumó a otro encuentro este fin de semana por el mismo tema en Villa Mercedes. “Nos ha motivado y estamos estudiando la posibilidad de constituir una filial de la fundación acá”, agregó.

La institución fue constituida por un grupo de abogados hace casi 25 años en Córdoba, desde 2012 comenzó a tomar casos referidos a derechos de incidencia colectiva y en 2017 obtuvieron personería jurídica para litigar en causas referidas a defensa del consumidor. En la provincia vecina también llevan adelante acciones individuales de deudores que están en situación de ejecución de sus casas.

“Lo que pudimos advertir, tanto aquí en San Luis como en Villa Mercedes, es la misma situación. El denominador común es que han sido engañados a la hora de que cuando el banco les ofertó tomar el crédito, nunca se les informó que iba a aumentar de la manera que han subido, tanto las cuotas como el capital final”, remarcó el especialista. Quienes estén interesados en sumarse a la acción que presentará la fundación pueden enviar información a www.defensadelconsumidor.org

“Con los créditos UVA se están barajando proyectos de ley, que soliciten que se congele la cuota. Pero si congelás la cuota, el crédito en vez de ser a 30 años, va a ser a 60. No se termina nunca de pagar. La solución no es congelar la cuota, sino congelar el aumento del capital y es lo que nosotros le vamos a pedir a los jueces”, adelantó el abogado.

Damnificados conformes

Vale la pena aclarar que apenas tres damnificados de la capital pudieron asistir a la reunión, por lo que queda saber si el resto de los afectados recibirá bien la propuesta. Pero los que sí asistieron al encuentro, que se realizó en el despacho de Rafael Berruezo, abogado de la capital que ofició de nexo, se mostraron conformes con la propuesta. “Nos sirvió mucho. Teníamos muchas dudas. Nos transmitió tranquilidad, por el tema de que va a ser la fundación la que nos va a representar y no vamos a ser nosotros los que vamos a ir directamente con un reclamo contra el banco”, detalló Noelia Rossi, que accedió a un crédito UVA en el Banco Nación en 2017.

Tal como explicó previamente El Diario, el sistema de créditos fue presentado por el gobierno nacional en 2016 como un relanzamiento del Plan "Procrear" y fomentar el acceso de viviendas con créditos flexibles, con tasas de interés bajas, tanto en la banca pública como privada. Pero había un detalle: no se prestaba una suma específica de dinero, sino una determinada cantidad de Unidades de Valor Adquisitivo (UVA), que se actualizan de acuerdo al costo de construcción de la vivienda y cuyo coeficiente se determina de acuerdo a la inflación. Esa fue la receta para la duplicación tanto de las cuotas, como del capital prestado.

Por poner un ejemplo, Rossi recordó que comenzó pagando cuotas de 5.600 pesos, hoy paga un monto de 10 mil pesos y vio incrementado el valor del crédito final también, de $1.145.000 a $1.950.000. “La mayoría tomamos los créditos porque, tanto las entidades financieras, como el gobierno nacional promocionaban que la inflación para el año 2018 iba a ser solo del 18 por ciento y que para el 2019 iba a ser de un digito nomás”, recordó.

“Siento que fue un engaño del gobierno nacional y a través de los bancos, porque ellos promocionaban los préstamos como una solución al déficit habitacional. Nos decían que iban a poder bajar la inflación. Es una angustia mes a mes porque no sabemos el valor de la cuota y porque cada mes que pasa la deuda es mayor”, dijo con enojo.

Un crédito del "engaño"

Macciocchi calificó directamente a los créditos como “un engaño”. “Se promocionó esta línea de crédito desde el Estado nacional a través de las publicidades oficiales del Banco Central. Se hizo creer a la gente que iba a ser a muy baja tasa de interés y que la cuota del crédito no iba a superar el monto de un alquiler normal. Se la ha engañado porque nunca se le dijo, en ningún momento que iba a aumentar el capital por haberse prestado UVAs”, apuntó. “Los salarios no aumentan todos los días, todos los meses. Las ganancias de los bancos han sido de hasta un 300 por ciento, ¿qué otro sector de la economía del país se ha beneficiado de esa manera?”, criticó.

El especialista también apuntó que los bancos han destacado que el valor de las casas también se ha duplicado. “Dicen que ellos han hecho negocio y han ganado. Pero si mi sueldo ha quedado congelado, ¿cuál es la solución que dan? Que salgan, que vendan la casa, que con esa plata cancelen el crédito y se queden sin ella. ¿Dónde está la promoción de la vivienda y la garantía constitucional de la vivienda digna?”, cuestionó.

Para Macciocchi hay derechos fundamentales afectados para quienes tomaron el crédito. El primero, algo que para él también ocurre en los planes de autoahorro, es el acceso a la información. “Desde el momento de la oferta ha sido vulnerado ese derecho”, detalló. A su vez “atenta contra las garantías constitucionales del artículo 14 bis de la Constitución Nacional que establece los derechos de todos los habitantes de la Nación a gozar de la vivienda digna”.

Por último, pero no es un detalle menor, existe una ley a nivel nacional, la 27.271, con la que se pretendió instalar el sistema de créditos, en contra de la prohibición de indexar, es decir ajustar el valor de las cuotas de acuerdo a un índice de precios, pero que en la práctica existe y termina siendo encubierta. “Ha habido una indexación de capital que se empieza a actualizar y ya se ha hecho una bola de nieve. Quisieron armar un sistema para que los bancos ganen de esa manera”, subrayó.

“Es una situación muy parecida a la que se vivió el 2001 con el corralito. Con la gran devaluación que ha habido en esta oportunidad, los bancos no se quedan con los depósitos de plazos fijos, sino que se quedan con los ahorros de los tomadores de créditos hipotecarios a través de estas indexaciones, donde la gente tiene que vivir y dejar todo su sueldo para que los bancos ganen”, concluyó.

Diario de la República (San Luis)

92 vistas1 comentario
  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social LinkedIn
  • Icono social Instagram
  • Icono social de Google
  • Icono social de YouTube

Fundación Club de Derecho Argentina (Re.N.A.C. N° 37)

9 de Julio 351, P.A. 1° Piso, Dpto. A. Tel.: 351-4259366.
Córdoba, Argentina. www.clubdederecho.org.ar

© 2019 Club de Derecho